martes, 1 de marzo de 2016

“CONFÍO QUE PRIME LA RESPONSABILIDAD SOBRE LA RETÓRICA”


Macri pidió a legisladores la rápida aprobación del acuerdo con los fondos buitres, en la inauguracion del 134° periodo de sesiones ordinarias. 


También anunció el  proyecto para la devolución del IVA para los productos de la canasta básica alimentaria y otros proyectos sociales, económicos y de reforma del sistema electoral, mientras que dejó abierto al debate temas como la escalas del Impuesto a la Ganancia y el 82 por ciento móvil.





viernes, 12 de febrero de 2016

TURISMO DE ESCAPADAS

No hay ni habrá Ruta de los Prófugos así como no se consiguen en Cayastá las tazas souvenirs promocionadas en las noticias. Lo que hay en el pueblo costero santafesino, después del furor mediático por la recaptura de los famosos evadidos, es un slogan perfecto que a un mes de los hechos hace que sin lastimar la recuperada calma se reciba un bombardeado de consultas y visitas fugaces


“Queríamos ver cómo era el lugar donde se escondieron los prófugos”, asume una señora que camina junto a su familia por la costanera.
Un rato basta para corroborar que no es la única que alega tal curiosidad. Una pareja joven que mira el río, un matrimonio que toma mates debajo de un árbol, un grupo de señoras que camina por la plaza del pueblo. Aunque nadie de ellos conocía hasta ahora este histórico pueblo santafesino atravesado por la Ruta Provincial N°1 y abrazado por el río San Javier, todos coinciden en Cayastá en la mañana de un sábado agobiante que amenaza con llover, a un mes de los mentados hechos que le dieron al lugar un protagonismo impensado.
Aunque este pintoresco rincón del departamento Garay posee un paisaje costero y de islas único, y concentra interesantes atractivos históricos y culturales, entre los principales argumentos de las visitas no figuran la pesca ni el paseo náutico; tampoco el deseo de conocer las ruinas de la primitiva Ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz (1573-1653), ni la intención de pasar por el lugar donde se marcó por primera vez el ganado en el Río de la Plata –por lo que se celebra todos los años, en junio, la Fiesta de la Yerra.
Propios y extraños hacen referencia obligada al reciente episodio policial que tuvo a la localidad santafesina como escenario de la recaptura. Entre el 9 y el 11 de enero, los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, fueron detenidos tras catorce días televisados de persecución entre el penal bonaerense de Gral. Alvear de donde se escaparon y la costa santafesina. 
“A los vagos los agarraron ahí –dice un ocasional guía turístico a Rosario Express, y da su versión de los hechos, en plena ruta-; estuvieron siempre acá, no se movieron de acá. Una vez que entraron allá –señala el monte, a contramano de la dirección del río-, engancharon el camino de la arrocera sino de ahí no salís. Nosotros sabemos ir a cazar para esos lados, ¿sabés lo que cuesta salir de ahí?”
“Encima había agua por todos lados… -agrega otro baquiano, aportando su parecer- dice que los vagos se tiraron boca arriba y asomaban la cara nomás, como pa’ respirar. Los milicos les pasaban por al lado. Hacía rato ya que estaban entregados”, agrega.
El paraje se llama 4 Bocas, y está en la zona rural de Cayastá, a unos 6 kilómetros al sur del centro del pueblo.
LA INDUSTRIA SIN CHIMENEAS
Desde los altoparlantes de la propaladora baja sobre una polca la invitación para este domingo a un asado con cuero y empanadas.   
Como en todo pueblo de provincia, en inmediaciones de la plaza San Martín están la Iglesia, la Comuna, el Juzgado de Paz y, unos metros más allá, a la vuelta, la Comisaría. Del otro lado de la ruta, en el antiguo edificio del Centro Social Unión y Alegría, donde funciona la biblioteca Manuel Lainez, atiende la oficina de Turismo.
“Ahora está todo más tranquilo. Lo que pasa que hubo una sacudida mediática a la que no estamos acostumbrados, y la gente ha quedado afectada en ese sentido. Eso creo que es hasta que se logre volver al ritmo de vida normal del pueblo”, dice Pablo Vera, informador turístico pero también Secretario del área. "A la vez hago de diseñador, comunity manager y muchas cosas más… (se ríe) Uno tiene que hacer de todo acá… son estructuras muy chicas y todos hacemos un poco de todo”, explica.
Pablo Vera, Secretario de Turismo de Cayastá
Mario Lartiga, del Frente Progresista, Cívico y Social, y está al frente de la Comuna desde diciembre de 2011, cumpliendo su tercer mandato. La suya es la primera gestión que le dio a Turismo el rango de Secretaría, ya que se trata de una de las actividades productivas de la zona que se suma a las tradicionales: pesca, ganadería y horticultura.  
“A esto que nos pasó, lo vi como una oportunidad para darnos a conocer. Una cuestión de aprovecharlo como un canal más de difusión de lo que es el pueblo”, dice Vera, a propósito del reconocido slogan “Cayastá, un pueblo que te atrapa” que estalló en las redes sociales cuando los evadidos fueron aprehendidos en el lugar. El autor intelectual de la idea fue Guillermo Niedermayer, amigo del funcionario y vecino del pueblo.
La frase creativa estampada sobre una foto aérea del pueblo alcanzó desde el sitio de Facebook Turismo Cayastá a casi 315 mil personas y fue compartido más de 2800 veces, solo contando la imagen original. Y en Twitter, el 11 de enero el creativo slogan fue Trending Toping (tema de tendencia) en Buenos Aires y Rosario, entre usuarios del microblog.
_ Antes alguien te llamaba y decía Hola, hablo con Cayasta? (así, sin el acento). Ahora sin dudas que hay más consultas, y manifestaciones en las redes sociales y otras expresiones que confirman que hay mucha gente que tiene  pensado venir a conocer, quizá a pasar un fin de semana largo. Creo que va a generar a largo plazo un impacto positivo. Y que, por lo pronto, ha servido como una gran lección de Historia y Geografía. La gente ya sabe dónde queda Cayastá, sabe que aquí se fundó la primera Santa Fe, que está el parque Arqueológico. Eso lo rescatamos porque ha sido muy positivo.
_ Y de lo negativo, ¿qué destaca? Porque hubo algunas cosas que molestaron…
_ Hubo muchos inventos por parte de la prensa. Pero cuando ya está desatada la vorágine mediática es imposible pararla o salir a negar o desmentir algo…
_ ¿Qué inventos?
_ En principio se dijo que iba a haber una Ruta de los Prófugos, y eso salió de un periodista de Buenos Aires que hizo una pregunta. Se le contestó que cualquier cosa que se hiciera en relación al tema sería consensuado con los vecinos, pero él dio por supuesta la realización de un circuito turístico alusivo, lo publicó así y los medios lo levantaron...
_ Y eso también se viralizó… como se desparramó lo bueno, lo malo tampoco tuvo freno…
_ La gente empezó a consultar sobre eso, en las redes sociales se generaron confusiones. Y la verdad es que nunca se pensó ni se anunció así. Y nunca nos consultaron. Podemos decir que nunca va a haber en Cayastá una Ruta de los Prófugos. O las tazas… (ver recuadro) Lejos está todo eso de la intención de mostrar el lugar, la potencialidad y los atractivos que tenemos.

Un pueblo que te atrapa
A unos 80 kilómetros al norte de la capital provincial, en la panza del trazado compañero del río que es la Ruta Provincial N° 1, aparecen las primeras viviendas rurales que anuncian la llegada de otro pueblo costero.
Poco antes de llegar al corazón de Cayastá, los restos intimidantes de una yarará de no menos de 2 metros se exhiben colgados como una impresionante guirnalda sobre un alambrado. Es un espectáculo por el que los curiosos viajeros desmontan incautos de sus vehículos y se arriman a contemplar.
“Acá está lleno de esos bichos. Y con la crecida, imaginesé. Bajarse así es un peligro”, advierte un conocedor.
En ese museo de ciencias naturales a cielo abierto, unos pibes en patas aprovechan para vender chucherías: productos regionales, alimentos, adornos. De todo menos las tazas con la foto de los prófugos que los diarios, portales y canales de noticias difundieron como otra iniciativa gubernamental que en los hechos nunca fue. Incluso los medios regionales se ocuparon de hacer circular fotos y nota de color sin siquiera preguntar a los presuntos responsables.


“Esas tazas acá no se consiguen… afortunadamente. Lo que pasa es que estas situaciones generan oportunidades buenas y malas… y hay quienes sin ser de acá se prenden de esta situación para aprovechar la venta de un souvenir”.
Lo que hay son mates y jarritas para cerveza, hechos en madera tallada con la frase Cayastá, un pueblo que te atrapa. Se consiguen en una de las dos estaciones de servicio de la localidad en cuestión, y cuestan entre 90 y 220 pesos.
“Se venden mucho”, asegura una empleada.
Estos productos tampoco son parte de una campaña oficial. Los hace un artesano de la localidad San Carlos.

CURIOSIDAD Y EXPECTATIVA
“Acá tiramos todos con escopeta pero a una nutria, a un capincho… Pero estos tipos eran sicarios, ¡asesinos eran! Y hubo gente acá que se entusiasmó como si esto pasara en la televisión, y no se daba cuenta lo que estábamos viviendo…”, reflexiona un comensal de la única parrilla abierta en el pueblo.
Otro parroquiano asegura que Cayastá tiene 4 mil habitantes y que por aquellos días en la Comisaría recibieron cerca de 800 llamados denunciando “que los habían visto”.
            Para algunos, aquel espejismo mediático se estiró a las consecuencias de aquella exposición y si bien la experiencia resulta una oportunidad para no desaprovechar, hay que andar con pies de plomo respecto de las ilusiones.
            “Es más la curiosidad que el impacto turístico real”, aventura un empresario del sector.

Cayastá forma parte del corredor turístico de la Ruta 1: son 11 localidades que van desde Rincón hasta Romang, cerca de Reconquista. Cuenta con unas mil plazas repartidas en unos 35 lugares de alojamiento donde se destacan un hotel de 110 plazas, y complejos de cabañas y bungalows, entre otros.
“La infraestructura para recibir visitantes está, lo que no hay muchos son eventos, o actividades -asegura el titular de Turismo, y agrega-; hay que trabajar con estrategias y sobre todo con planificación. El turismo puede ser positivo y también negativo. Y la gente de Cayastá es muy tranquila, no le gusta que le invadan su espacio, su privacidad… El ritmo de la vida acá es mucho más lento que en las ciudades”, explica Vera.
            Las principales visitas son las familias que llegan generalmente a  descansar dos o tres días. Es un destino ideal de fin de semana largo.
            Pese a la crecida que afecta a la zona desde finales de diciembre, el corredor turístico costero se ha visto al menos algo más transitado y visitado de lo esperado a partir de los sucesos de público conocimiento.
“En este momento hay mucha curiosidad por el lugar, y los que vienen descubren que además es un lugar muy lindo, muy atractivo”, cuenta el funcionario, interrumpido por la presencia de una pareja que se acerca desde la calle a la oficina de Turismo en medio de la consulta.
La muchacha es la que inicia la conversación, asomándose a la puerta.
“Queríamos saber si nos podías informar un poco porque estamos de paso… bah, vinimos para acá porque queríamos ver… queríamos conocer, ahora que Cayastá es un lugar famoso…”
Entre risas, el funcionario se levanta del escritorio y los invita a pasar y sentarse. Pronto desplegará la folletería, les mostrará fotos en una computadora, les contará datos históricos y particularidades del entorno fluvial inigualable.
Puede que el asunto no tenga la dimensión de una pretenciosa invasión turística y se trate apenas, como reconocen, de un aluvión de curiosidades.
El marketing de la oportunidad no sabrá acaso de definiciones concretas. De lo que sabe, está claro, es de resultados.


JDC, 2016


jueves, 5 de noviembre de 2015

DERROTADOS

Lo que pasó esta noche en el fondo no tiene que ver con los colores. Ni siquiera con el fútbol, así, en general. Tiene que ver con algo más serio. Una condición humana que es la esencia de las injusticias. La evidencia que convierte a un hecho en una injusticia inocultable. Alguien dijo aquí que a los hinchas de Boca nos tendría que dar vergüenza. Y sí, es inevitable. Debe ser la primera vez en mi vida que no grito un gol de Boca. En este caso, dos. 

El primero con una extraña esperanza de que fuera empardado como sea por el equipo rival. Porque durante buena parte del partido desee -sobre todo después del penal que no fue, porque hasta el gol anulado de Ruben se podía justificar un presunto error arbitral, ponéle-, desee profundamente que Central hiciera un gol con la mano o en orsai y lo cobraran como empate lícito, para quedar a mano en perjuicios y volver a empezar. 

Pero no. Lejos de cumplirse mi deseo, se confirmó mi presentimiento.
El segundo gol, aún sin saber todavía si Chávez estaba o no adelantado, fue un al revés que un alarido, un ahogo triste de saber el remate de la historia que me ensombreció más el ánimo lejos de ponerme feliz.

En caliente, y en tren de combatir tanto silencio inédito -porque nunca supe hacer faltar festejo o puteada, nunca tanta contemplación incrédula y sin reacción-, creo que fue que arranqué a contar esto, sin filtro.
Y es este desconcierto lo peor que le puede pasar a un hincha. Lo peor que le puede pasar al fútbol. Lo peor para el feligrés sincero de la redonda que lo último que quiere enterarse es que eso en lo que más cree -o quiere creer- es apenas un insostenible invento suyo.
Todo queda inevitablemente impregnado de nulidad: el título manchado, la vergüenza que yo no tendría por qué sentir pero de la que me participan los hechos. El resultado vacante de realidad.
No hay mucho más por decir.
Perdimos otra vez. Aunque los diarios porteños digan lo contrario.

domingo, 25 de octubre de 2015

VOTO FÚTIL



Parda de ultras y antis, 
la ancha avenida del medio, 
corta la zurda 
y los progres de cola. 
Escenario fragmentado 
para una segunda vuelta
en la que, hasta ahora, 
los únicos que se bajan 
son los encuestadores.

En el transcurso de un extraño escrutinio provisorio donde no hubo números oficiales hasta pasada la medianoche, se fue oficializando sin embargo el panorama desde temprano con una embestida muy PRO con música pedorra en muy alto volumen, mucha papa en la boca y papelitos por el aire, con el temple amarillo habitual que es algo así como un evangelismo de barrio cerrado difícil de sobrellevar por el espectador.

  
Después, la asunción de una mala noticia intentando simularla con un mal intento de énfasis y una torpe búsqueda de votos perdidos que naufragó en los nervios de un orador notablemente incómodo

Así las cosas, los veredictos me los evito. 
Aprovecho, a propósito, la creatividad tuitera que supo contemplar la situación con estas reflexiones:

Ahora sí!! Ni olvido ni perdón - Copani, delincuente musical !!!! No a la prescripción !!
Carlos Varela ‏@elmagicovarela1

No sabemos qué tal será como presidente, pero Mauricio debe ser un gran invitado de casamiento.
Hernán Siseles ‏@lavidasandwich



A los encuestadores hay que sacarles el carnet y hacerlos trabajar de algo

D.G. ‏@dariogallo
 
Las encuestadoras y esa adiccion al error
Leo Régoli ‏@LeoRegoli
 
Macri convocó a los votantes de ALFREDO Rodríguez Saá, y no me parece nada raro viniendo de un tipo que una vez se tragó un bigote postizo.
Juan Pablo ‏@CheVeniJP


La gente que votó a Stolbizer está yendo al obelisco a festejar, porque ellos no tienen que esperar los datos oficiales, ellos ya ganaron.
Hacemos Algo ‏@HacemosAlgo

Awada no puede creer que va a poder decorar la quinta de Olivos.
Titi ‏@TrinidadRomero


Randazzo está comiendo un kilo de helado de Freddo en pija.
Santastic ‏@meduladegato
 
Toda esa gente que esta festejando se forro de guita con el kirchnerismo. La batalla es simbólica
el ciego ‏@santiagorivaldo


Tenemos que dejar de encuestar por 4 años...
Sergio Scheffer ‏@Marrapodi


Ahora empate. El problemita es quiénes desempatan.
Eduardo Fabregat ‏@EFabregat


-Quiero ver quien va ganando
-Cambiemos

-No boludo, dejame ver

Martín Pugliese ‏@Martin_Pugliese


Ganamos y perdimos... Se va Branca y se queda Mirtha

Arnaldo Suárez ‏@ArniSuarez

Un empate casi poético. Lo escribís y no te lo cree nadie.
@DemianAiello ‏@DemianAiello


Y finalmente, el fallido de Mariu Vidal:
"Cambiamos futuro x pasado...... Perdón,  pasado x futuro"

Y una yapa. Este error de apreciación a puro zócalo: a poco de las 18, con cuenta regresiva gigante el 3 anunciaba el CIERRE DEL ESCRUTINIO cuando en realidad lo que estaba terminando era la votación, y el ESCRUTINIO -que es el recuento de votos- muy por el contrario recién estaba por empezar.


Bué. Preparen las urnas que allá vamos de nuevo...